BOCASHI - ABONO ORGÁNICO FERMENTADO


Japo es el nombre homenaje que le dimos a nuestro bocashi, el abono orgánico originado en la cultura campesina del Japón. El bocashi se obtiene a partir de la descomposición controlada de materia orgánica seleccionada. Se trata de un abono sólido, con amplio aporte de minerales, microorganismos y materia orgánica.


Por medio de la inoculación y reproducción de microorganismos y levaduras presentes en los suelos locales, los materiales se transforman gradualmente en nutrientes de excelente calidad, disponibles para la tierra, las plantas y la propia actividad biológica de la rizosfera.


Al aplicarlo, estimulamos y mejoramos la vida del suelo, al tiempo que proveemos macro y micro nutrientes en condiciones asimilables. Su incorporación a sustrato interviene en la autorregulación de agentes patogénicos en la tierra.


Aplicación

Preparado de sustratos: Incorporar entre el 15% y 20% a la mezcla, en el caso de cultivos de hoja; hasta el 40% en hortalizas de cabeza. Suplanta el uso de compost.

Abonado y reabonado: Se adiciona bocashi al hoyo de trasplante, se cubre con tierra y se deposita la planta.

Se vuelve a agregar cada 20 días: 30 a 50 gr. por planta, para hortalizas de hojas; de 80 a 100 gr. para cannabis y hortalizas de tubérculos y de cabeza; hasta 120 gr. de abono para tomate y pimiento.


Presentación

2 dm3 / 7 dm3 / 14 dm3

japo bocashi vege

$922,90

4% de descuento pagando por transferencia bancaria ó efectivo

Ver formas de pago

Si tiene dudas, consulte los tiempos requeridos para despacho en nuestro whatsapp.

Calculá el costo de envío

BOCASHI - ABONO ORGÁNICO FERMENTADO


Japo es el nombre homenaje que le dimos a nuestro bocashi, el abono orgánico originado en la cultura campesina del Japón. El bocashi se obtiene a partir de la descomposición controlada de materia orgánica seleccionada. Se trata de un abono sólido, con amplio aporte de minerales, microorganismos y materia orgánica.


Por medio de la inoculación y reproducción de microorganismos y levaduras presentes en los suelos locales, los materiales se transforman gradualmente en nutrientes de excelente calidad, disponibles para la tierra, las plantas y la propia actividad biológica de la rizosfera.


Al aplicarlo, estimulamos y mejoramos la vida del suelo, al tiempo que proveemos macro y micro nutrientes en condiciones asimilables. Su incorporación a sustrato interviene en la autorregulación de agentes patogénicos en la tierra.


Aplicación

Preparado de sustratos: Incorporar entre el 15% y 20% a la mezcla, en el caso de cultivos de hoja; hasta el 40% en hortalizas de cabeza. Suplanta el uso de compost.

Abonado y reabonado: Se adiciona bocashi al hoyo de trasplante, se cubre con tierra y se deposita la planta.

Se vuelve a agregar cada 20 días: 30 a 50 gr. por planta, para hortalizas de hojas; de 80 a 100 gr. para cannabis y hortalizas de tubérculos y de cabeza; hasta 120 gr. de abono para tomate y pimiento.


Presentación

2 dm3 / 7 dm3 / 14 dm3

Mi carrito